27.3.07

La amiga de mi amiga


La semana que viene a estas alturas estaré durmiendo en Tarifa. Ni voy a tomar el sol (porque ni me gusta ni puedo – por el tipo de piel que tengo -) ni voy a hacer kite-surfing ni wind-surfing pero seguro que me lo voy a pasar fenomenal riendo, bailando, saliendo, descansando, hablando y paseando. Allí iré a ver a una amiga de una amiga que vive en Caños. Mi amiga me ha contado que su amiga ahora vive en autobús. Siempre ha sido una mujer muy diferente que hace lo que nadie hace. Estoy segura de que mis amigos se enamorarían de ella si no fuera porque ella vive con su novio en el autobús. Conociéndola tendrá un autobús con mucho encanto y seguro que irá descalza por la calle y cosas así que la gente normal considera de hippy. El autobús me parecerá ideal y no querré que lo venda para irse a Ibiza o querré comprárselo yo y cierta persona me mirará aterrada pensando que para qué queremos un autobús tirado en un pueblo del Sur. Yo insistiré pero mi idea no fructificará y el día en el que habremos hablado del autobús me iré a la cama pensando en los pequeños cambios que le habría hecho y las vacaciones tan estupendas que podríamos vivir allí si no fuera yo una incomprendida.

Pero a lo mejor veo el autobús y simplemente pienso que qué guay la amiga de mi amiga que hace cosas tan originales y hace lo que le viene en gana y lo que se le pasa por la cabeza pero que eso no vale para mí porque el autobús es gracioso pero nada cómodo y práctico y que yo soy mucho más feliz en mi piso alquilado de Madrid de gente normal y corriente ya que en realidad también hago lo que quiero pero de otra forma más práctica y cómoda y por eso puede no parecer que hago lo que quiero.

4 comments:

tiri said...

Amparo, avisame el dia dl autobus,quiero verlo!!o haz fotos!!jajajaja
Bsts

myriam said...

no me creo q vayas a verlo!!!quiero documento grafico!!!hemos hablado tantas veces de ese autobus!!!!!!

Moi said...

JaJaJa. Intentaré no olvidarme de la cámara por una vez... La verdad es que es genial. Besos

pandora said...

A mi me pasaría lo mismo que a ti, desearía ser yo la que viviera en el autobús, siempre me pasa lo mismo cuando voy a algún sitio, me quedaría allí para siempre. Pero luego viene mi ÉL, que es la conciencia que yo no tengo y pone las cosas en su sitio.

un beso desde mi caja.
pandora.