31.5.07

Error


Saber reconocer los errores de uno con elegancia es una cualidad que deberíamos trabajar todos. A ninguno nos gusta equivocarnos y, peor aún, tener que reconocerlo, pero no hacerlo es mucho peor. Porque la persona que tienes enfrente sí se ha dado cuenta de que has cometido un error, sí se está dando cuenta de que no quieres reconocerlo y eso es mucho más ridículo que un “ayyy, qué razón tenías, si es que a veces se me va la cabeza”.

Hay veces que cuesta y otras que preferiríamos que nos atacara un dragón antes de recocerle a ciertas personas que ellas sí habían acertado, sobre todo a esas marirresabidillas que siempre te dicen todo con un tono tipo inglés en plan súper”polite” a las que nos gustaría zarandearlas un poco para conseguir que se soltasen un poco.

Pero peor aún es cuando sabes positivamente que tienes razón y aún así tu jefe se empeña en llevarte la contraria. Hay un determinado número de veces que puedes darle tus argumentos. No puedes insistir hasta el infinito y, a veces, si un jefe se empeña en tener razón, le dan igual tus argumentos y actúa como una cabra a la que se le han enredado los cuernos en una valla (esta imagen está sacada del libro del i-chin) y no te queda más remedio que darle la razón – o callarte, que es lo mismo – en pro de la paz laboral. Sin embargo, cuando es al revés, y eres tú el/la que te empeñas en tener razón cuando no está tan claro que la tengas tienen la osadía de llamarte tozudo, testarudo o similar. Claro que como son jefes, tienen justificado lo de tener doble rasero. Porque a ver quién es el listo que le dice: “oye, ¿no te parece que tienes un poquito de cara?”. Tengo un amigo que dice que las frases fundamentales para relacionarte con tu jefe son “sí, jefe”, “yo no he sido, jefe” (aunque sí hayas sido), “buena idea, jefe” (aunque sea tuya y él la haya adoptado).

1 comment:

Cool Boy said...

La verdad que cuesta mucho mucho reconocer los errores, a unos más que a otros. Aunque a mí, y no es por tirarme flores, reconozco los errores, ya que rectificar es de sabios!

Cuídate ;)