24.7.07

Una boda resumida


"Boda en el altar mayor de la Catedral de León con celebración mega pija en el Parador. La menda se empieza a probar modelitos el viernes a las ocho de la tarde y se da cuenta que los malos días de las últimas semanas le han pasado factura traducido en pérdida de kilos y que, literalmente, el vestido que me iba a poner se me cae (era un palabra de honor). Pruebo con otros y ni un tirante se mantiene en pie. Opto por un vestido que me llevo sin mirar y salgo pitando a comprarme unos zapatos a las nueve y media de la noche al El Corte Inglés. A la mañana siguiente me doy cuenta que el vestido tiene manchas hasta en el último de sus pliegues y llamo a la cuñada de tu amigo Mickey que es santa y me lleva un modelito que ni había estrenado (de los que a mí me gustan, que le había costado cuarenta euros en la rebajas de una tienda la mar de “chiacha”). O sea que no veo mi atuendo hasta las dieciocho horas en León y no me lo pruebo hasta las diecinueve. Pero oye, que iba yo muy mona, y los zapatos coincidió que me pegaban, así que pude ejercer de testigo con dignidad. Ya te enseñaré fotos, sobre todo cuando me puse la chupilla vaquera encima porque estábamos a diez grados y la cena fue fuera…"

2 comments:

stg said...

me has pillado en un día descreído, pero la improvisación tiene más de autoconvencimiento que de efectividad. aún así, seguro que ibas guapa, jejeje.

Moi said...

Me conoces bien... Es que no era yo, que era una amiga, en "La gente escribe".

Abrazos