5.1.07

Los papeles


El mundo se puede dividir en tres grandes grupos de personas según su relación con los papeles:

1 – En el primer grupo tenemos a todas esas personas cuidadosas que tienen todo ordenado y limpio a las que si les das un papel siempre te lo devolverán limpio y sin arrugas con sus cuatro esquinas perfectas, haya pasado un minuto o diez años desde que se lo diste, aunque con él hayan buscado el arca perdida por toda la selva o cruzado el Canal de la Mancha a nado.

2 – En segundo lugar están todos aquellos mortales que están en el grupo de en medio, probablemente el más numeroso, en el que los papeles sufren percances según lo que le pase a la persona dueña o responsable de ellos. Si esa gente corre un maratón los papeles que tengan en la mano acabarán sudados y arrugados pero si simplemente recorren con ellos un pasillo el/los papel/es no sufren/n ninguna consecuencia. Es lo más lógico y habitual, que los papeles sufran según sufra la persona portadora.

3 – Y por último tenemos a los destrozapapeles. Estas personas son auténticas máquinas capaces de arrugar un papel y que parezca que ha pasado por siete guerras mundiales tan sólo teniéndolo dos segundos en sus manos. No sé cómo lo hacen porque no lo tiran al suelo ni lo pisotean ni lo restriegan contra las paredes. Simplemente lo sostienen. Y cuando vuelve a ti lo miras totalmente incrédulo pensando que tiene que haber gato encerrado, que es imposible que el papel se haya transformado tanto en tan poco tiempo. A lo mejor es que esas personas tienen superpoderes y pueden hacer como en el anuncio de Renault asistencia en el que muestran cómo en un segundo pueden dejar un coche perfecto, como si los mecánicos fueran un híbrido entre un ingeniero de la Fórmula 1 y Superlopez.

2 comments:

Anonymous said...

Hoy estrenan Mª Antonieta, película que quisiste ir a ver hace 3 meses, si hubiesemos comprado ese día las entradas a saber como estarían...

Moi said...

¡Puff!, de hecho, de tanto esperar casi se me han quitado hasta las ganas. ¿A ti no?